INCUBADORAS

PONEMOS A SU DISPOSICIÓN LA VENTA DE INCUBADORAS PARA SUS HUEVOS FERTILES DE GALLINA, CODORNIZ O CUALQUIER TIPO DE AVE.





Procedimiento para la incubación artificial de huevos

Los avicultores principiantes están generalmente interesados en la incubación artificial de sus propios polluelos. El éxito de este proyecto dependerá del cuidado apropiado y de la fertilidad de los huevos producidos, para poder obtener polluelos vigorosos. Los puntos descritos en esta publicación ayudarán a mejorar el éxito del avicultor.

Selección de los huevos:

La mayoría de los productores eligen tantos huevos como sus criadoras producen. Si el espacio de la incubadora es un factor limitante, es más provechoso seleccionar los huevos de mejor calidad para incubar.

Algunas medidas a seguir para seleccionar los huevos para incubar:

Seleccione los huevos de las criadoras que están

  1. ya desarrolladas, maduras y sanas;
  2. han sido asequibles al gallo y producen un alto porcentaje de huevos fértiles;
  3. no se alteran mucho durante la estación de acoplamiento;
  4. se alimentaron con una dieta completa; y
  5. no han tenido problemas de cruza con aves parientes (consanguinidad).

Evite los huevos excesivamente grandes o muy pequeños. Los huevos grandes se incuban mal y los huevos pequeños producen polluelos pequeños.

Evite los huevos con las cáscaras agrietadas o delgadas. Estos huevos tendrán problemas con la de retención de humedad y dificultan el desarrollo apropiado del polluelo. La penetración de bacterias patógenas aumenta en los huevos agrietados.

No incube huevos excesivamente deformes. Guarde solamente los huevos limpios para incubar. No lave los huevos sucios ni limpie los huevos limpios con un paño húmedo. Esto quita la capa protectora del huevo y lo expone a la entrada de las bacterias. El lavado y la acción del frotamiento también provocan la entrada de micro organismos y de enfermedades a través de los poros de la cáscara.

Cuidado y almacenaje del huevo

Muchas veces un productor atiende cuidadosamente al proceso de la incubación pero desatiende el cuidado de los huevos antes de que se coloquen en la incubadora. Incluso antes de que la incubación comience el embrión está desarrollándose y necesita cuidado apropiado. Los huevos que se incuban sufren de eclosión reducida si no se cuidan correctamente. Abajo se enumeran los cuidados que ayudaran a mantener la calidad del huevo para incubar.

  1. Recoja los huevos por lo menos tres veces al día. Cuando las temperaturas son altas y excedan los 85 grados del F. Recoja los huevos 5 veces al día. Recogiendo los huevos dos o tres veces por la mañana y una o dos veces por la tarde.
  2. Los huevos levemente manchados se pueden utilizar para incubar sin causar problemas en la incubación, pero los huevos sucios no deben ser incubados. No lave los huevos sucios.
  3. Almacene los huevos en un almacén fresco y húmedo. Las condiciones de almacenaje ideales incluyen una temperatura de 55 grados F. y una humedad relativa del 75%. Almacene los huevos con el extremo pequeño hacia abajo.
  4. Cambie la posición de los huevos si no incuba periódicamente en el lapso de 4-6 días. Dé vuelta a los huevos a una nueva posición una vez diariamente hasta la colocación de ellos en la incubadora.
  5. La fertilidad del huevo, se mantiene razonablemente bien hasta el séptimo día, pero luego declinara rápidamente. Por lo tanto, no almacene los huevos más de 7 días antes de incubar. Después de 3 semanas de almacenaje, la fertilidad cae a casi cero. Planee y tenga un horario regular al incubar para evitar problemas de almacenaje y bajas en la fertilidad.
  6. Permita que los huevos frescos se calienten lentamente a la temperatura ambiente antes de colocarlos en la incubadora. La precipitación al calentarlos de 55 grados a 100 grados F. causara la condensación de la humedad en la cáscara de huevo que conducirá a enfermedades y a una baja natalidad.

Incubadoras:

El tamaño y el tipo de incubadora seleccionados depende de las necesidades y de los planes futuros de cada productor. Muchos tipos de modelos están disponibles. Para los ajustes continuos, se recomiendan unidades separadas de incubadora y criadoras. Pero si todos los huevos en la unidad están en la misma etapa de la incubación, una sola unidad puede ser utilizada.

Ubique la incubadora y la criadoras dentro para protegerlas contra cambios importantes del clima. Es esencial que el cuarto tenga un buen sistema de ventilación para proveer suficiente aire fresco. Manteniendo las unidades dentro es más fácil mantener la temperatura y la humedad uniformes.

Hay básicamente dos tipos de incubadoras las incubadoras de aire forzado y ventilación natural. Las incubadoras con aire forzado tienen ventiladores que proporcionan la circulación de aire interna. La capacidad de estas unidades puede ser muy grande. Las incubadoras de ventilación natural son generalmente pequeñas. Sin ventiladores para la circulación del aire. El intercambio de aire es logrado por la subida y el escape del aire caliente, viciado y la entrada de aire fresco por la parte baja de la incubadora. Las temperaturas recomendadas varían entre los dos tipos de incubadoras, así que siga la recomendación del fabricante que acompaña a la unidad.

Condiciones para la incubación

Los resultados pobres en nacimientos, se producen comúnmente por un control incorrecto de la temperatura y/o de la humedad. El control incorrecto significa que la temperatura o la humedad fueron demasiado altas o demasiado bajas por un lapso suficiente de tiempo que interfirió con el crecimiento y el desarrollo normales del embrión. Los resultados pobres también ocurren por una ventilación incorrecta, no mover los huevos y la limpieza de las máquinas o de los huevos.

Obtenga la mejor natalidad manteniendo la temperatura a 100 grados de F. a través del período completo de la incubación, al utilizar una incubadora de aire forzado. Las fluctuaciones de menor importancia (menos que grado del ½) sobre o debajo de 100 grados se toleran, pero nunca se debe dejar que las temperaturas varíen más de 1 grado F. Los períodos prolongados de altas o bajas temperaturas alterarán el éxito de la incubación. Las altas temperaturas son especialmente serias. Una incubadora de aire forzado que sea demasiado caliente tiende a producir nacimientos tempranos. Una que funcione constantemente a temperatura mas baja tiende a producir nacimientos tardíos. En ambos casos el numero de polluelos nacidos será bajo.

Mantenga la incubadora de ventilación natural en 102 grados de F. para compensar el calor que escapa de ella. Obtenga la lectura apropiada de la temperatura elevando el bulbo del termómetro a la misma altura que la bandeja de los huevos cuando los huevos se ponen horizontalmente. Si los huevos se colocan en una posición vertical, eleve el bulbo del termómetro a un punto sobre ¼ – ½- pulgada debajo de la bandeja de huevos. La temperatura se mide en al nivel donde los embriones que se están desarrollando (en la tapa del huevo). No permita que el bulbo del termómetro toque los huevos o la incubadora, pues dará una lectura incorrecta.

¡Compruebe que el termómetro! sea exacto, pues un error de un grado en 21 días puede interferir seriamente con el crecimiento embrionario. Compruebe la exactitud del termómetro de la incubadora colocando el bulbo al lado del bulbo de un termómetro clínico (del tipo utilizado para medir la temperatura del cuerpo) o uno bueno de laboratorio. Sostenga ambos debajo de agua tibia de un recipiente y compare sus lecturas. Compense para cualquier variación del termómetro de la incubadora aumentando o disminuyendo la cantidad de variación en décimas de grado. Un termómetro con una fractura o una columna abierta del mercurio no dará una lectura exacta, Deséchelo.

La humedad se controla cuidadosamente para prevenir la pérdida innecesaria de humedad del huevo. La humedad relativa en la incubadora se debe de controlar tres días antes de comenzar a incubar debiendo permanecer en 58-60% o 84-86 el grado F., bulbo seco. Al incubar, la humedad se aumenta hasta la humedad relativa de 65% o más.

Un método excelente para determinar humedad correcta es el observar a trasluz los huevos en las distintas etapas de la incubación. El tamaño normal de la celda de aire después de 7, 14, y 18 días de incubación para un huevo de pollo se muestra en la grafica de abajo. Los ajustes necesarios de la humedad se pueden hacer como resultado de la inspección al mirar el huevo al trasluz. El peso del huevo debe disminuir cerca del 12% durante la incubación si se esperan un buen índice de nacimientos.

Hay, con mucha frecuencia, confusión en cuanto a cómo se expresa la medida de la humedad. La mayoría de las personas en la industria de la incubación refieren al nivel de la humedad en términos de los grados F., (bulbo seco) más bien que a la humedad relativa por ciento. Los dos términos son convertibles y la humedad real dependerá de la temperatura (F.) según lo medido con un termómetro de bulbo seco. La conversión de las dos medidas de la humedad se puede efectuar utilizando la tabla siguiente:

Valores del wet-Bulb para cuatro temperaturas (de bulbo seco) en la incubación
Humedad Relativa ¹ de 99 o 100 o 101 o 102 o
45 80,5 81,3 82,2 83,0
50 82,5 83,3 84,2 85,0
55 84,5 85,3 86,2 87,0
60 86,5 87,3 88,2 89,0
65 88,0 89,0 90,0 91,0
70 89,7 90,7 91,7 92,7

Las temperaturas de bulbo seco del 1; se demuestran horizontalmente para los valores comunes de la incubación.

La humedad raramente está demasiado alta en las incubadoras correctamente ventiladas de ventilación natural. El área de la bandeja de agua debe tener el equivalente a la mitad del área superficial o más del piso de la incubadora. La ventilación creciente durante los últimos días de incubación y la eclosión puede hacer necesario la adición de otra bandeja de agua o una esponja mojada. La humedad se mantiene aumentando el área superficial expuesta del agua.

La ventilación es muy importante durante el proceso de la incubación. Mientras que el embrión se está desarrollando, el oxígeno entra en el huevo a través de la cáscara y el bióxido de carbono se escapa de manera igual. Mientras que los polluelos nacen, requieren de una fuente creciente de oxígeno fresco. Mientras que los embriones crecen, las aberturas de la salida de aire se abren gradualmente para satisfacer la demanda embrionaria creciente de oxígeno. Se debe de tener cuidado para mantener la humedad durante el período del nacimiento. Los agujeros de ventilación no deben de tener obstrucciones, para poder llevar aire puro sobre y debajo de los huevos, esencial para el intercambio apropiado de Oxigeno por bióxido de Carbono.

¿Qué debe hacer si la energía eléctrica se apaga durante la incubación? Una respuesta apropiada depende de varios factores, algunos de los cuales incluyen la temperatura del cuarto en el cual se encuentra la incubadora, el número de huevos en la máquina, y de si los huevos están en la etapa temprana o última de la incubación.

Las dos consideraciones más importantes de esta situación son (1) la subsistencia de los huevos al recalentamiento y (2) estar seguro de tener una fuente adecuada de oxígeno. Cuanta más cantidad de huevos se incuban, mayor es la posibilidad de recalentamiento y sofocación de los embriones.

Si el cuarto en el cual la incubadora está situada es caliente y sin mucha ventilación, tendrá que reaccionar más rápidamente para accionar por interrupciones de la energía eléctrica que si la temperatura del cuarto es de 75 grados F y esta bien ventilado. La protección más eficaz en contra del recalentamiento y la sofocación es abrir la puerta de la incubadora o de la criadora. Si la puerta deberá estar abierta poco o completamente y el lapso de tiempo que se deje abierta dependerá de los factores mencionados anteriormente.

Se debe dar vuelta a los huevos por lo menos 4-6 veces al día durante el período de la incubación. No dé vuelta a los huevos durante los tres días anteriores al nacimiento. Pues los embriones se estarán moviendo para buscar la posición del nacimiento y no necesitan que se les de vuelta. Mantenga la incubadora cerrada durante el nacimiento para mantener temperatura y humedad apropiadas. Las salidas de aire deben estar casi completamente abiertas durante las últimas etapas del nacimiento.

Los huevos se colocan inicialmente en la incubadora con el extremo grande para arriba u horizontalmente con el extremo grande elevado levemente. Esto permite al embrión seguir orientado en una posición apropiada para el nacimiento. Nunca coloque los huevos con el extremo pequeño para arriba.

En una incubadora de ventilación natural, donde se da vuelta a mano a los huevos, puede ser provechoso poner una “X” en un lado de cada huevo y un “O” en el otro lado, utilizando un lápiz. Esto sirve como ayuda para determinar si a todos los huevos se les dio vuelta. Al darles vuelta, este seguro de tener las manos bien limpias. Los huevos manchados con aceite tendrán posibilidades reducidas de eclosionar. Tome precauciones adicionales al dar vuelta a los huevos durante la primera semana de incubación. Los embriones que se desarrollan tienen vasos sanguíneos delicados que se rompen fácilmente cuando son sacudidos bruscamente o golpeados, matándose así al embrión.

La siguiente tabla enumera los requisitos de la incubación para varias especies de aves.

Especies Incub. Period
(dias)
Temp
(F.) ¹
Humedad
(F.) ²
No le de vuelta después del Humedad los últimos 3 días Ventilación totalmente abierta
Gallina 21 100 85-87 Día 18 90 Día 18
Pavo 28 99 84-86 Día 25 90 Día 25
Pato 28 100 85-86 Día 25 90 Día 25
Muscovy Duck 35-37 100 85-86 Día 31 90 Día 30
Ganso 28-34 99 86-88 Día 25 90 Día 25
Gallina de 

Guinea

28 100 85-87 Día 25 90 Día 24
Pheasant 23-28 100 86-88 Día 21 92 Día 20
Peafowl 28-30 99 84-86 Día 25 90 Día 25
Bobwhite Quail 23-24 100 84-87 Día 20 90 Día 20
Coturnix 

Quail

17 100 85-86 Día 15 90 Día 14
Chukar 23-24 100 81-83 Día 20 90 Día 20
Grouse 25 100 83-87 Día 22 90 Día 21
Pigeon 17 100 85-87 Día 15 90 Día 14

El 1; mide los grados F. en una incubadora de aire forzado. Para las incubadoras de ventilación natural, agregue 2-3 grados ² la humedad. medida en grados F. utilizando un termómetro de bulbo seco. Utilice la tabla para convertir a humedad relativa.

LAS MEDIDAS SANITARIAS.

En las grandes incubadoras comerciales, tienen huevos con diferentes tiempos de incubación colocados en tramos que se transfieren a menudo a una unidad separada antes de eclosionar. Las unidades separadas para eclosionar permiten tomar medidas sanitarias apropiadas para el control de enfermedades al ser realizadas con las nuevas parvadas de polluelos. Y también los polluelos pueden nacer sin perturbar a los otros huevos de la incubadora.

Limpie y desinfecte a fondo la incubadora y la criadora antes de cada utilización. Quite todas las cáscaras de huevo, quite el polvo, y el material adicional con una escobilla o una aspiradora. Lave la unidad con una solución detergente caliente y aclárela con agua.

Un trabajo cuidadoso de la limpieza da lugar a una mejora 95-99% en control de las enfermedades. Cuando se hace correctamente, poco o nada de desinfectante es necesario. Si se utilizara un desinfectante, el amoníaco cuaternario es el desinfectante más comúnmente empleado para el equipo como la incubadora y las bandejas para eclosionar. “Quats” es un desinfectante relativamente no-irritante, anticorrosivo, de baja toxicidad, y es razonablemente eficaz ante la presencia de material orgánico.

La incubadora y sus componentes deberán estar limpios y liberados de materia orgánica antes del uso del desinfectante, quats, que es una buena opción.

La fumigación es otra herramienta para el control de las enfermedades y es algo bueno emplearla cuando la limpieza es pobre, los huevos están sucios, o las máquinas están llenas de huevos y es difícil vaciarlas y limpiarlas correctamente. El proceso de la fumigación puede ser peligroso al operador si no se realiza cuidadosamente. Entre en contacto con el departamento de la extensión de las aves de corral en la universidad de estado de Mississippi o su oficina local del condado del agente para información adicional sobre la fumigación correcta de las incubadoras.

La eclosión del huevo.

El avicultor principiante encontrará generalmente problemas al incubar las primeras hornadas de huevos. Afortunadamente, las causas para la mayoría de estas podrán ser diagnosticadas y corregidas.

PROXIMAMENTE MAS IMFORMACIÓN…………………..

 

 

 

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.