PERIQUITOS DE AMOR




 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

NOMBRE CIENTIFICO: Melopsittacus Undulatus.

LONGITUD: De   10cm a 15cm

PERDURAVILIDAD: 9 a 12 años.

ALIMENTACION: Alpiste, Semilla de girasol, mezcla para perico, espinaca y elote, Abundante agua fresca todos los días.

DIFERENCIA DE SEXOS: simplemente tenéis que fijaros en el color de la cera, que es esa membrana que cubre los orificios nasales y que está situada en la parte superior del pico. El color de la cera se aprecia mejor cuando el ejemplar es ya adulto, resultando más complicado de distinguir cuanto más joven sea el periquito. Lo normal es esperar a que salgan del nido y pasados dos meses la cera ya la tengan del todo definida, teniendo la certeza de saber si es un macho o una hembra.


REPRODUCCION: Pondrán de 2 a 6 huevos, que después de 23 – 26 días de incubación, nacerán unos polluelos que serán alimentados por ambos padres.


COMO ADQUIRILA: En nuestro criadero contamos con varias parejas reproduciendo, si quieres adquirir un ave de estas, sean en pareja o solas , puedes comunicarte, al teléfono anunciado, para saber si hay disponibles y su respectivo precio . Ya que se entregara un ave sana y fuerte para el cambio de hogar.


 


 

Es un tipo de ave considerada una excelente mascota de compañía para las personas solitarias.
Los colores intensos y brillantes forman parte del encanto de los pericos australianos, que se adaptan a una jaula porque son criados en cautiverio.

Es un tipo de ave considerada una excelente mascota de compañía para las personas solitarias.Los colores intensos y brillantes forman parte del encanto de los pericos australianos, que se adaptan a una jaula porque son criados en cautiverio.

“Son animales que se comportan mejor en cautiverio, se reproducen fácilmente y no sufren del estrés traumático de la captura”, son excelentes mascotas de compañía para personas solas.

Para reconocer a los pericos australianos, se recomienda fijarse en sus colores y la forma del pico. “En ellos predominan los colores blancos, rojos y celeste. Su pico es parecido a los psitácidos (loros) como de gancho, pero menos fuerte”.

Son ovíparos y se reproducen fácilmente, si el amo les coloca nidos son más propensos a poner huevos. Sin embargo, si no se les destina los ponederos, los pájaros se quedarán con los huevos y “se terminarán dañando y habrá que reventárselos”.

Estas aves son delicadas, “Cuando uno aprieta mucho al animal le puede dar un shock vasógeno, que es una alteración a la estructura. Si nosotros comprimimos su cuerpo, su ritmo cardiaco y respiratorio cambia”.

Para evitar esta alteración, se recomienda al amo que debe acostumbrar a que la ave se pose en su dedo.
Su promedio de vida es de aproximadamente diez años si se les da una alimentación adecuada basada en proteínas y minerales para evitar diarreas parasitarias.

Uno de los problemas que se dan por falta de higiene son ácaros (parásitos) que deforman el pico y las patas.
Les recordamos a todos nuestros clientes que tenemos también a su disposición jaulas de todo tipo
 

MANEJO REPRODUCTIVO:

Para asegurar un buen manejo reproductivo debemos de considerar los siguientes aspectos muy importantes:

La edad.
La zona cérea debe de indicar bien definidamente el sexo del periquito.
La salud.
Su plumaje ha de ser espeso, brillante y de tonalidad uniforme.
Sus ojos han de estar brillantes y vivaces.
Las uñas y el pico no deben estar excesivamente desarrollados en la punta.
Las patas deberán estar bien constituidas, limpias y sin excrecencias anormales.
Su edad deberá hallarse dentro del margen de la madurez sexual, que alcanzará tras cumplir el primer año de vida.
– La hembra no deberá estar obesa.

La pareja debe encontrarse en excelente condición física.
a) Determinación de la edad: Para conocer la edad aproximada de un periquito hemos de ver tres cosas: los ojos, el plumaje y la membrana de cera que cubre los orificios nasales encima del pico. Para las diferentes edades, tenemos lo siguiente:

Infancia.
La cera es de un color indefinido (blancuzca, rosa, morado muy claro, etc. ).

Los ojos son un manchón negro (excepto en los albinos, donde son rojos).

El plumaje es poco vistoso y la cola suele ser corta. El principal rasgo de la infancia y juventud de un periquito son las plumas que le cubren la cabeza, que son onduladas con la punta negruzca, formando rayas, que le llegan hasta la cera (si el pájaro es albino o de color claro, esto no vale, pues no tiene estas plumas).

Adolescencia.
El color de la cera empieza a definirse.

En los bordes de los ojos empieza a apuntar una circunferencia blancuzca, aunque esto no suele ser determinante, sobre todo en pájaros de color claro, donde puede que nunca aparezca.

El plumaje es de color más vivo. Las plumas onduladas de la frente empiezan a desaparecer.

Juventud.
El color de la cera ya está claramente definido.

Edad adulta.
La circunferencia blanca alrededor de los ojos (para aquellos pájaros que la tengan) se ha convertido en una verdadera pupila.

El plumaje es de color brillante. Las plumas de la cabeza ya no tienen rayas, y son todas del mismo color.

Vejez.
La cera ha perdido el color, y se muestra reseca y leñosa.

La pupila de los ojos ha disminuido su tamaño notablemente.

El plumaje ha perdido su brillo y es de un color sucio (no confundir con periquitos jóvenes que estén sucios).

Estos pájaros pueden llegar a una edad de hasta doce años. Como se ve, es relativamente fácil el llegar a establecer el periodo de la vida en el que se encuentra el periquito, excepto en los ejemplares albinos o claros, ya que en éstos, ni se tienen rayas en la frente, ni circunferencias blancas en los ojos.

b) Determinación del sexo: Para determinar el sexo de un periquito se ha de ver el color de la cera que cubre las fosas nasales que se encuentran encima del pico. Éstas son las reglas:

Cuando el pájaro es muy joven, el color suele ser blanco azulado, morado claro o carnoso, por lo que no es posible determinar exactamente el sexo.
Si la cera es de color marrón (en sus diversas tonalidades, de muy oscuro a muy claro), se trata de una hembra, sea cual sea el color del periquito.
Si el pájaro es en su mayor parte verde o azul, y la cera es de color azul, se trata de un macho.
Si el pájaro no es de los colores anteriores y el hueso es morado claro o rosa, y ya tiene unos cuantos meses (por lo menos dos), se trata de un macho.
c) Epoca más indicada para la reproducción: La época más indicada para el comienzo del ciclo reproductivo es siempre la de primavera-verano, cualesquiera que fueran sus costumbres en estado de libertad. Sin embargo pueden reproducirse durante todo el año si las condiciones no son adversas.

Al hablar de la reproducción en estado doméstico, hay que partir esencialmente de las condiciones climatológicas de la localidad en que se vive, olvidando las costumbres que la especie tenía cuando vivía en estado salvaje. De hecho, lo único que queda inalterable es la necesidad de muchas horas de sol para facilitar la alimentación de las crías.

d) ¿Cómo empezar?: Claro esta que lo primero que hay que tener es una pareja de periquitos, pero al tener la pareja no necesariamente implica que se vaya a criar, pues los periquitos han de gustarse.

Debemos de tener en cuenta que aunque se haya encontrado a la pareja que mejor plumaje tiene y cuyo color es excepcional, ellos deben también caerse en gracia. Por tanto podremos encontrarnos con que el macho que me había parecido ideal para mi hembra azul resulta irreconciliablemente agresivo con ella. Esto obligará a cambiar la pareja por otra más simpática. Otras veces, se puede observar como dos pericos conviven juntos durante años y nunca despierta en ellos ningún tipo de amor carnal.

Lo que se recomienda en estos casos es que la pareja se una por propia voluntad. Lo malo es que para que esto sucediera necesitaríamos una colonia de pericos, y no todos la tenemos.

Un internauta asegura que tenía una pareja de periquitos y no procreaban, él tuvo que poner otra pareja más de pericos que sí procreaban, de manera que la pareja que no lo hacía le dió celos y empezó a procrear, pero se tuvo que poner dos nidos para que no haya disputa por parte de las hembras, pués cada hembra domina su nido.

e) Características del nido: Los periquitos prefieren los nidos de madera. Éstos presentarán las siguientes medidas: 27 cm aproximadamente de altura por 15 cm de profundidad, así como 15 cm de altura.

Los nidos estarán provistos de una serie de agujeros, aproximadamente, de 4 cm de diámetro para que el aire pueda renovarse y gocen de una buena ventilación. Se puede fabricar por uno mismo, pero es mejor comprarla en una pajarería para ahorrar trastornos. En su parte superior tiene una tapa por la que se pueden echar ojeadas. A un lado trae un orificio circular que es el que se ha de acoplar a la jaula. La base no es plana, sino que está curvada para que los huevos siempre tiendan a ir al centro del nido, y no se les pueda escapar a la periquita. Se recomienda que en el nido no se meta nada. NADA de meter algodones, papeles de periódico y cosas similares para que los polluelos estén cómodos. La madera a palo seco y punto, por muy duro que parezca. No obstante, se ´puede intentar en poner un poco de pelo de coco, que venden en las pajarerías para esto. Si la periquita lo tira fuera del nido la primera vez, no se debe de insistir más.

f) Período de fecundación : Ya examinado el estado físico de las aves, se colocará un macho y una hembra dentro de una jaula. Es recomendable que la pareja no presente, en modo alguno, ningún grado de parentesco. Dentro de la jaula, el macho iniciará la seducción a la hembra, utilizará sus galanteos para conseguirla. Para este propósito, el animal emitirá un determinado sonido, parecido a un arrullo, y se le erizarán también las plumas de la cabeza. Empiezan, así, una relación de galanteo y coquetería que durará aproximadamente hasta el octavo o décimo día, que será cuando se producirá la fecundación.

g) La postura de los huevos: A partir de este periodo, la hembra irá entrando y saliendo frecuentemente del nido los primeros días, tras los cuales empezará a poner huevos. Puede ocurrir que ponga los huevos y salga del nido. No deberemos obligarle a permanecer en el nido. Cuando la periquita haya puesto todos los huevos (de 3 a 10, generalmente) entonces empezará a incubar en serio, y ya sólo saldrá para hacer sus necesidades o para comer algo.

Durante este período de tiempo, la hembra no debe ser molestada, por lo que el criador se limitará a cambiarle el agua y suministrarle los alimentos, ya que de lo contrario, la hembra, alterada y nerviosa, puede retrasar la puesta de los huevos, lo que podría dificultar, luego, la incubación. Una vez la hembra haya puesto su primer huevo, las siguientes puestas se producirán en días alternos, hasta obtener un número de 3 a 10 huevos, según los casos. Normalmente ponen de 3 a 6.

h) Incubación y crecimiento de los polluelos: La incubación dura de 15 a 20 días. Se debe procurar no molestar en exceso al pájaro mientras éste se encuentra incubando, pues se corre el riesgo de que ésta abandone los huevos. La verdad este riesgo es escaso, pero existe. Lo mejor es no tocar ni abrir el nido mientras ésta está incubando. Una vez que han nacido los polluelos tampoco se puede molestar mucho, aunque no hay en ningún problema en saciar nuestra curiosidad abriendo un momento la tapa del nido para echar un vistazo.

En caso de que en uno de estos vistazos veamos que uno de los polluelos está muerto (se puede rozar con la yema del dedo para ver si se mueve), es recomendable que se saque del nido en cuanto se pueda (p. ej., cuando la madre salga a comer).

Puede ocurrir que, nada más salidos los polluelos del cascarón la madre los abandone, o bien los tire fuera del nido aunque no se sabe la causa.

Un internauta cuenta que tenía este problema dice que metía a los polluelos rechazados en el nido de otra periquita y esta los aceptaba y no había ningún problema. Es importante considerar que durante esta etapa, la hembra será alimentada por el macho, ya que ésta se pasará la mayor parte del tiempo dentro del nido, y sólo saldrá para realizar sus deposiciones.

Los recién nacidos presentan un aspecto un tanto particular. Carecen de plumas y están todos ellos recubiertos de una piel de color rosáceo. Mantienen los ojos cerrados y tienen el pico abierto para que les sea dado el alimento.Estos pequeños sufren cambios a partir de la novena semana de vida y hasta alcanzar el desarrollo completo de su organismo. En primer lugar, a partir de la novena semana de vida, los pequeños abren sus ojos y descubrirán el mundo que les rodea. Al mismo tiempo, la piel rosácea que cubría, en un principio, su delicado cuerpo, irá revistiéndose poco a poco de una pelusa grisácea. Comenzarán después a crecerles las plumas de las alas hasta que éstas recubrán todo el cuerpo. Aproximadamente a la quinta semana de vida, las avecillas comenzarán a realizar patosos movimientos, intentando moverse e incluso volar. Ya en ese periodo, los volátiles habrán alcanzado su completo desarrollo.

i) El problema del huevo bloqueado: Se pueden dar casos que la hembra pueda sufrir una dilatación insuficiente de la cloaca, lo que puede ocasionar problemas a la hora de la deposición. El volátil presentará un aspecto triste y abatido, y abandonará el nido. Este factor es importante, ya que debido a su falta de dilatación puede ocasionar la muerte de la hembra. Se actuará, entonces, con rapidez, aplicando en la cloaca de la hembra, una serie de vapores durante unos minutos. Luego se envolverá su cuerpo para que ésta no sufra cambios bruscos de temperatura. Después se untará la cloaca del animal con un poco de aceite. Al cabo de tres horas aproximadamente, la hembra pondrá su huevo.

Sin embargo, hay casos que revisten más gravedad y este remedio no da resultado alguno. Entonces, para evitar la muerte de la hembra se procederá a presionar el abdomen del animal hacia el orificio de salida, hasta que el huevo salga por completo. Luego se desinfectará al volátil para evitar posibles infecciones. Si una hembra ha sufrido ese bloqueo del huevo en el interior de su cuerpo, se colocará en otra jaula con una fuente de calor constante para que pueda recuperarse de su estado de salud. Del mismo modo será prudente no someterla a la procreación durante un período de tiempo. La mayoría de las veces, este bloqueo se produce por una dieta desequilibrada en vitaminas, por lo que recordemos que una buena alimentación resulta imprescindible para evitar estas anomalías.

j) Alimentación de los recién nacidos: En un principio, los recién nacidos son alimentados por la madre, mediante una sustancia que ella misma segrega de su buche y a la que se le denomina comúnmente leche de periquito. Hay que señalar, como aspecto curioso, que durante este período de crianza, la madre es a la vez alimentada por el padre.

Después de algunos días de vida, la hembra comenzará a suministrar a sus pequeños, un poco de grano, y será ella misma quien decidirá las dosis para sus hijitos. Los recién nacidos ingerirán alimentos cada quince minutos aproximadamente, aunque a medida que se vayan desarrollando, el intervalo de tiempo será mayor. Cuando los pequeños ya están bastante protegidos por su plumaje, la madre no duerme ya en el nido, pues considera que sus plumas ya les proporcionan el calor que necesitan. Las avecillas comenzarán a inquietarse y saldrán del nido para descubrir lo que tienen a su alrededor. Buscarán el alimento y los padres vigilarán el comportamiento de los pequeños. Sin embargo, volverán al nido para pasar la noche. Es aconsejable no proceder a una separación brusca entre los padres e hijos, pues estos últimos todavía necesitarán de ellos. Si se les separa demasiado pronto, acusarán una actitud desorientada y pueden ingerir menos alimento del que precisan.

NOTA: Una vez que los periquitos ya están bien desarrollados (les han salido todas las plumas), se puede probar a abrir el nido y cogerlos con la mano, cuando la madre esté fuera. Si el periquito no está excesivamente desarrollado para volar podemos ponerlo en el suelo para que se dé una vuelta…, pero teniendo cuidado de que no se nos escapen de la habitación, porque aunque parezca que no, buscan la claridad de una ventana para intentar escaparse por ella en cuanto pueden. A medida que van creciendo, cada vez cuesta más trabajo cogerlos, pues no se dejan e intentan escaparse de las manos con picoteos, aparte de que el miedo a nosotros aumenta. Esto se puede evitar acostumbrando al periquito desde el principio a nuestra presencia, cogiéndolo a menudo. Después será mucho más fácil amaestrarlos.

k) Separación de los periquitos bebes de sus padres: Cuando los pequeños hayan aprendido a alimentarse por si mismos. se procederá a cambiarlos de jaula. El cambio es recomendable realizarlo por la mañana temprano, para que dispongan de todo el día para irse acostumbrando a su nueva vivienda. Se les colocará en una amplia jaula para que dispongan de espacio suficiente para moverse y realizar sus primeros ejercicios.

NOTA: Durante la época de reproducción se deberá tener muy en cuenta la alimentación, reforzándola con vitaminas y sales minerales para evitar que los pequeños crezcan indebidamente. Las condiciones higiénicas son también indispensables para prevenir posibles enfermedades o el desarrollo de parásitos.

l) Anillado: Si se desea que la cría de periquitos se exponga en concursos y que ésta revista un carácter comercial, será necesario proceder al anillado de los periquitos para comprobar e identificar la veracidad de los miembros de su familia. Para que los periquitos puedan concursar es un requisito imprescindible que éstos presenten el anillo en la pata.

En este anillo constan los siguientes datos: número de matrícula, fecha de nacimiento e identificación del criador. Este anillo deberá colocarse cuando los pequeños hayan alcanzado la semana de vida, pero no antes, ya que se les deslizaría de la pata.

Sin embargo, tampoco puede ser colocado después de la semana de vida, ya que se corre el riesgo de que no les entrara. Este anillo, como está demostrado, no puede ocasionar ningún problema en el volátil, es decir, no encierra ningún peligro. Éste puede colocarse en cualquiera de las dos patas, y para su aplicación se procederá de la siguiente manera: se tomará al pájaro con la mano izquierda y se les juntará los tres dedos más largos, mientras se le pasará el anillo, doblando, al mismo tiempo, el cuarto dedo, que al volver éste a su posición inicial hará que el anillo ya no pueda escurrirse de la pata.

Hay que tener en cuenta, también, que a veces los padres del sujeto al que se le ha colocado el anillo, manifiestan extrañeza ante ese objeto y sorprendidos intentan sacárselo, lo que en según que casos puede revestir un cierto peligro, ya que pueden hacerse daño entre ellos. Para que esto no suceda, existen varios remedios, como por ejemplo aplicar en el anillo una sustancia, no tóxica, que disimule el brillo del metal. De esta forma los padres que no lleven anillo y que por lo tanto no estén acostumbrados a él, no intervengan para extraérselo al pequeño. Este anillo puede adquirirse en las Asociaciones o Federaciones de Ornitología de cada país, puesto que son las únicas entidades que responden por la validez de éste, en el momento en que se desee presentar al periquito a un concurso o exposición. Hay que añadir también que todas aquellas aves que presentan anillos en mal estado, es decir, descoloridos, deteriorados o con marcas distintivas, no serán aceptadas en ningún concurso o exposición.

CRUZAMIENTOS: Según las leyes de la herencia, dadas por Mendel, el colorido del plumaje de los periquitos, al igual que el del resto de los pájaros, es determinado por los cromosomas y genes de sus padres.Ciertos colores reciben el nombre de dominantes y de recesivos. Los dominantes son aquellos que pueden enmascarar u ocultar colores recesivos. Significa que un pájaro de un determinado color puede originar otro color en sus descendientes, Se dice que el animal es portador del color enmascarado.

A la hora de aparejar a los periquitos, es importante conocer la genealogía de cada uno de los integrantes de la pareja. De este modo, estaremos en condiciones de predecir, con una cierta exactitud, el color del plumaje de los futuros hijos de la pareja.

En el periquito, los colores dominantes son: Verde, azul y violeta.

Los recesivos son: blanco y amarillo.

Se procederá a señalar los cruzamiento principales y sus resultados más frecuentes:

VERDE más AMARILLO: 45% de amarillo; 45 % de verdes; 10% de violetas.
VERDE más AZUL: 40% de azules; 40% de verdes; 10% de blancos; 10% de amarillos.
VERDE mas VIOLETA: 40% de verdes; 40% de violetas; 10% de amarillos y 10% de azules.
VERDE mas BLANCO: 35% de verdes; 35% de blancos, 15% de amarillos; 15% de azules.
AMARILLO más AMARILLO: 100% amarillos.
AMARILLO más AZUL: 40% de azules; 40% de amarillos; 10% de verdes; 10% de blancos.
AMARILLO más VIOLETA: 40% de violetas; 40% de amarillos; 10% de azules y 10% de verdes.
AMARILLO más BLANCO: 35% de blancos; 35% de amarillos; 15% de azules y 15% de verdes.
BLANCO mas BLANCO: 100% blancos.
BLANCO más AZUL: 45% de blancos; 45% de azules; 10% de amarillos.
BLANCO más VIOLETA: 45% de violetas; 45% de blancos, 10% de verdes.
AZUL mas AZUL: 85% de azules y 15 de blancos.
AZUL mas VIOLETA: 45% de violetas; 45% de azules; 10% de verdes.
VIOLETA mas VIOLETA: 85% de violetas; 15% de azules.
Los ejemplares que más se crían son los de color amarillo y verde.
La cruza de un periquito amarillo con otro verde arroja excelentes resultados.
Las mejores madres son las hembras amarillas o verdes.
La peor madre es la de color violeta.
Las hembras de colores mezclados no suelen ser muy recomendables para la cría.
VIII.- ENTRENAMIENTO:

Los periquitos han llamado mucho la atención de la gente por razones como el color. Sin embargo, y más tarde, se han descubierto las grandes capacidades de los periquitos: como repetir palabras, aprender juegos, moverse libremente por una habitación, etc.

Sin duda el adiestramiento es la parte más complicada de todas. Como todo en este mundo, hay periquitos de todo tipo: unos son más mansos y fáciles de amaestrar y otros más ariscos y más complicados. Y lo mismo sobre los amaestradores : unos tienen la suficiente paciencia y otros no .

Una, de las quizás pocas cosas que se puedan generalizar en este tema es la siguiente: es más fácil amaestrar a un periquito joven que a uno viejo, sobre todo si tenemos al joven desde que nació (o sea, lo hemos criado), ya que estará acostumbrado a nuestra presencia. Esto es lo más importante: acostumbrarlo a nuestra presencia desde los primeros momentos, aún cuando se encuentre todavía en el nido (aunque cuidado con la madre, no sea que lo saquemos demasiadas veces del nido y lo rechace). El pájaro nos perderá el miedo, lo que es más difícil con los pájaros ya adultos, a los cuales nada más acercamos la mano más de la cuenta les entra verdadero pánico.

Es por eso que para un buen entrenamiento es necesario conocer el comportamiento de nuestro periquito, por eso tratare un poco sobre las características de este y el lenguaje corporal.

 

¡Medicamentos, accesorios, juguetes y todo tipo de semilla  

Les ofrecemos también asesoramiento con más de 10 años de experiencia, para que usted mantenga el ave en su mejor condición con respecto a cuido y estadía.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.